COMUNICADO DE PRENSA

 

No. 90/10

 

VISITA DE LA RELATORÍA SOBRE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDIGENAS A PARAGUAY

 

Asunción, Paraguay, 7 de septiembre de 2010 - Por invitación del Gobierno de Paraguay, la Relatoría sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) arribó el 2 de septiembre de 2010 al país para verificar la situación general de los pueblos indígenas del país, y para visitar comunidades indígenas que tienen casos pendientes ante el sistema interamericano de derechos humanos e informarse sobre los esfuerzos del Gobierno Nacional en este campo. La delegación de la Relatoría estuvo encabezada por la Relatora, Comisionada Dinah Shelton.

 

La Relatoría desea expresar su agradecimiento al Gobierno Nacional por su alto nivel de cooperación en la búsqueda de soluciones amistosas en los casos en trámite ante la CIDH, por proponer soluciones a algunos problemas pendientes, y por expresar su intención de cumplir con las decisiones de los órganos del sistema interamericano de derechos humanos. Tanto el Gobierno como las comunidades indígenas han manifestado su firme intención de encontrar una solución amistosa a algunos temas difíciles que se vinculan al problema crítico de los territorios ancestrales indígenas. Los principales problemas de derechos humanos que afectan a los pueblos indígenas del Paraguay se relacionan directamente con los derechos de propiedad sobre los territorios ancestrales, incluyendo la titulación, el acceso y el disfrute pacífico del territorio, o dependen de su resolución.

 

La Relatoría expresa su agradecimiento al Gobierno y a la comunidad de Yakye Axa por lograr un acuerdo respecto de algunos de los principales puntos del fallo de la Corte Interamericana pendientes de cumplimiento. El Estado estuvo representado por agentes de alto nivel de la Misión del Paraguay ante la OEA, de la Procuraduría y del Ministerio de Relaciones Exteriores; también estuvieron presentes los abogados de la comunidad, y los líderes y autoridades indígenas.

 

En cuanto al caso de la comunidad de Kelyenmagategma, cuya petición está pendiente de decisión por la CIDH, la delegación de la Relatoría tuvo dificultades para acceder a la comunidad debido a la negativa para cruzar una propiedad privada que rodea a la comunidad indígena. La CIDH se encontró directamente con los problemas de acceso soportados cotidianamente por los miembros de la comunidad, y vio las consecuencias de estos problemas sobre la salud y el bienestar de la comunidad. Una de las razones expresadas para negar la autorización fue la presencia de los abogados de la comunidad en la delegación. Las medidas cautelares adoptadas por la CIDH en el caso de esta comunidad hace referencia al derecho que tiene cualquier peticionario ante la CIDH de acceder libremente a sus representantes y abogados. La Relatoría expresa su más profunda preocupación por las amenazas de muerte a los líderes indígenas por parte de los guardias que negaron el pase a la delegación. Finalmente, gracias a la buena voluntad del propietario de una estancia vecina, la CIDH pudo visitar la comunidad tras atravesar serias dificultades, tomando una desviación de aproximadamente siete kilómetros en horas de la noche. El Gobierno ha presentado una serie de propuestas que la comunidad está estudiando, y espera que esta petición pueda resolverse de manera amistosa.

 

La Relatoría reconoce las importantes contribuciones del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) y de la Comisión Interinstitucional para el Cumplimiento de las Sentencias Internacionales (CICSI) al desarrollo de estas propuestas constructivas de acuerdo, y destaca la existencia y composición de la CICSI en tanto ejemplo de arreglo interinstitucional potencialmente exitoso para la resolución de los problemas de los pueblos indígenas del país. El liderazgo demostrado por el Gobierno en este sentido puede ser visto como un modelo para otros países de la región.

 

La Relatoría destaca y agradece la hospitalidad de la comunidad de Kelyenmagatema, al igual que la de las comunidades de Yakye Axa y Sawhoyamaxa, quienes pese a sus condiciones extremas de vida y falta de recursos, brindaron alimentación y refugio a la CIDH durante la visita.

 

Se hizo evidente durante la visita que existen serios problemas estructurales que bloquean el cumplimiento de los derechos de propiedad sobre los territorios ancestrales de los pueblos indígenas. Aunque hay muchos aspectos positivos del ordenamiento jurídico, incluyendo la incorporación del Convenio 169 de la OIT y el reconocimiento constitucional de derechos de los pueblos indígenas, persisten sin embargo conflictos con otras disposiciones legales o constitucionales que deben ser resueltos. La creación y consolidación de grandes estancias con anterioridad al desarrollo de los gobiernos democráticos ha dejado un legado, no sólo en los problemas que los pueblos indígenas enfrentan hoy en día, sino también en el sistema jurídico de expropiación, especialmente en los casos de los propietarios privados que no están dispuestos a restaurar la propiedad territorial indígena confiscada durante períodos anteriores. La Relatoría reconoce que los problemas enfrentados por el Gobierno en este ámbito son difíciles, pero resalta que éstos deben ser resueltos en consonancia con el respeto por los derechos humanos.

 

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia. 

 

 

Enlaces útiles:

Oficina de Prensa de la CIDH

Sitio web de la CIDH

 

 

 

-

 

 

Lea este comunicado de prensa en inglés / Read this press release in English

 

Contacto de prensa: María Isabel Rivero
Tel. +1 (202) 458-3867
Correo electrónico: mrivero@oas.org

 

Para suscribirse a la lista de distribución automática de comunicados de prensa de la CIDH, por favor ingrese su dirección de correo electrónico en el formulario de suscripción (pulse aquí).