COMUNICADO DE PRENSA

 

Nº  17/08

 

CIDH DEPLORA SITUACIÓN DE COMUNIDADES CAUTIVAS EN BOLIVIA

 

Washington, D.C., 25 de abril de 2008 – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) deplora que un alto número de familias indígenas del pueblo guaraní en Bolivia continúen en una situación de servidumbre análoga a la esclavitud.

 

En el informe sobre su visita a Bolivia de noviembre de 2006 la CIDH indicó que recibió testimonios de que en varias regiones del Chaco boliviano existen familias integradas por personas de todas las edades, incluyendo niños, niñas y adultos mayores, sometidas a jornadas abusivas, y que incluso, en algunos casos, se utiliza la amenaza de castigos corporales. A estas familias se les paga en especie y/o con magros montos de dinero, lo cual genera una situación de endeudamiento permanente y sucesivo con los hacendados por la provisión de víveres, ropa y otros productos, que puede llegar a ser vitalicia e incluso heredarse.

 

La CIDH reitera enérgicamente que estas prácticas son violatorias del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, en particular del artículo 6 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, de la Convención Suplementaria sobre la Abolición de la Esclavitud, la Trata de Esclavos y las Instituciones y Prácticas Análogas a la Esclavitud, y del artículo 8 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, instrumentos de los cuales Bolivia es parte.

 

La Comisión Interamericana recuerda que el Estado boliviano tiene la obligación de erradicar todas las situaciones de servidumbre y/o trabajo forzoso en su territorio de manera inmediata y prioritaria. Como recomendó la CIDH en su informe sobre la visita a Bolivia, publicado el 28 de junio de 2007, el Estado debe “garantizar la implementación efectiva de la nueva normativa en materia de reforma agraria, adoptando las medidas necesarias para eliminar los obstáculos […] que han impedido el acceso a la tierra y al territorio de todos los sectores de la sociedad boliviana. En el marco de este proceso, es fundamental que el Estado boliviano tenga en cuenta la particular relación de los pueblos indígenas con la tierra y en consecuencia, en el proceso de titulación, dé prioridad al reconocimiento de sus tierras y territorios ancestrales como fundamental para la perpetuación de su identidad cultural”.

 

La CIDH también ha tomado conocimiento de que se registraron hechos de violencia en zonas aledañas a las tierras que están en proceso de saneamiento. La Comisión fue informada sobre hechos de violencia en donde resultaron heridas numerosas personas en la noche del 13 de abril de este año en la Provincia Cordillera, Departamento de Santa Cruz. Asimismo, la Comisión Interamericana recibió información de que dos periodistas fueron agredidos físicamente, siendo retenidos durante horas, mientras que dirigentes de la Asamblea del Pueblo Guaraní informaron haber recibido amenazas de muerte.

 

La Comisión Interamericana condena que estos hechos hayan ocurrido y recuerda al Estado boliviano su obligación de adoptar las medidas necesarias para evitar su repetición y para investigar y sancionar a los responsables, con estricto respeto a los derechos humanos.

 

La CIDH acompaña los esfuerzos de los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de su Secretario General, haciendo un llamado a todos los sectores para iniciar un diálogo de manera inmediata, a fin de evitar situaciones de riesgo que comprometan la vigencia de la democracia en Bolivia.

 

Enlaces útiles

Informe de la CIDH sobre la visita realizada a Bolivia en noviembre de 2006 – Acceso a la Justicia e Inclusión Social: El camino hacia el fortalecimiento de la democracia en Bolivia, publicado el 28 de junio de 2007.

 

Lea esta comunicado en inglés / Read this press release in English

 

 

Contacto de prensa: María Isabel Rivero
Tel. +1 (202) 458-3867
Cel. +1 (202) 215-4142

Correo electrónico:
mrivero@oas.org

 

Para suscribirse a la lista de distribución automática de comunicados de prensa de la CIDH, por favor ingrese su dirección de correo electrónico en el formulario disponible en la página de la CIDH en Internet, donde dice “lista de distribución” (al final de la página).